«Un Estado presente»

La pandemia generó una crisis mundial de magnitudes pocas veces vista.

El gobierno de Alberto Fernández tuvo la capacidad de generar medidas que fueron correctas,
que asistieron a gran parte de los ciudadanos económicamente a través de medidas, como la tarjeta alimentaria,el ingreso familiar de emergencia en la asignaciones familiares y aquellas persona que no tienen un ingreso se les otorgo.

El aumento en las jubilaciones para apaliar el momento que nos toca pasar, a la misma ves, el estado lanzó el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP). Es un conjunto de medidas que cuida los ingresos de las familias a través de la protección del trabajo y del sueldo, por un lado. Por otro, sostiene la producción otorgando a las empresas compensaciones y facilidades.

El Estado nacional se hace cargo de pagar hasta el 50% del sueldo de 3 millones de trabajadores y trabajadoras de casi 250.000 empresas del sector privado. El 99% de las empresas que reciben este beneficio tienen menos de 100 empleados. El beneficio implica obligaciones para garantizar que el dinero se inyecte en la economía real y no se convierta en divisas para la fuga, especulación financiera y captura de utilidades.

A la vez, otorgaron 316.000 créditos a tasa cero a monotributistas y autónomos. Así, no solo cuidamos a las PyMEs sino también a quienes trabajan en ellas.

Alberto cambio las prioridades y garantizo que cerca del 90% de los hogares argentinos reciban alguna ayuda o contraprestación por parte del Estado.

Eso es tener un estado presente para todos y todas

Por Juan Jose Lopez