SIENA – Toscana

Vine a Siena desde distintos lugares, desde Florencia hay 78 km, desde Roma 230 y desde Arezzo 70 km, desde Milano 368 km.

Esta ciudad tiene un encanto y una magia particular. La visite muchas veces, la primera vez fue allá por los años 80. Otra que recuerdo con cariño fue con mi hija Carolina con la que hicimos un tour gastronómico y artístico.

Siena Porta romana


En esos años no había tanto problema de estacionamiento, pero las calles siempre fueron y serán angostas hasta el pánico.
Sus origen se remontan a la época de la fundación de Roma. Siena es una ciudad gótica y prácticamente no ha cambiado. Y tiene ese aire y ambiente de misterio y romanticismo que la hace tan particular y hermosa.

El hotel Santa Caterina, en Vía E.Silvio Piccolomini 7, estaba cerca de la Porta Romana, en una antigua casa con un jardín y terraza. Precioso, la decoración y el jardín. Después de registrarnos nos mostraron el cuarto en un primer piso (sin ascensor). Preguntamos si había quien nos ayudara con el equipaje y nos dijeron que no. Bueno dijimos, ningún problema dejamos las valijas acá. Nos subieron las valijas y cuando nos fuimos las llevaron hasta el auto.

Ahora vamos a recorrer esta hermosísima ciudad medieval de color siena.
Hacia el final de la Edad Media fue rica y poderosa. Aqui se fundó el banco Monte dei Paschi di Siena, el más antiguo del mundo que aun hoy funciona.

Comienzo obligado es la Piazza del Campo, que es esplendida.  Tiene la forma de abanico o de conchilla cuya circunferencia es de 333 metros.
Es inclinada porque justamente se construyó sobre un campo con esa pendiente.

Es considerada una de las más bellas de Italia. Yo no sabría ya cual poner en primer lugar. Me vienen a la mente la de Arezzo, Lucca, la de Florencia Piazza Della Signoria, Vigevano Piazza Ducale, Bologna Piazza Maggiore, Venezia Piazza San Marco, Roma Piazza Navona, Verona Piazza Bra, y no los voy a cansar pero si conocen Italia sabrán que hay muchísimas y todas tienen su encanto.
El abanico está dividido en nueve secciones, representando al Gobierno de los Nueve Hombres en el siglo XIII. En la parte alta del Campo se halla la fuente Gaia, los bajorrelieves son de Jacopo Della Quercia.

En el lado opuesto el Palazzo Publico, sede del gobierno y Museo Cívico donde se pueden visitar algunas hermosas salas como la del Mapamundi, y la Del Buon Consiglio. Desde el  patio se accede a la Torre del Mangia construida entre 1138/1148, tiene una espectacular vista de toda Siena, si se suben los 505 escalones.

En esta plaza se corre el famoso Palio (Nombre que se le da a la bandera y  estandarte). Es una carrera donde los caballos montados a pelo compiten en representación de cada una de las 17 contradas (barrios), si el caballo llega a la meta sin su jinete es considerado ganador.
El barrio o contrada donde nació Santa Catalina de Siena es el de la oca y uno de los cuatro llamados Nobile Contrada de la Oca, título recibido por el valor de sus integrantes en el año 1846.

La primera vez que se corrió el Palio fue en 1283.
Todo lo que lo rodea  antes y después es muy pintoresco. Son tan fanáticos que matrimonios de distintas contradas mientras está en juego suelen irse a vivir separados para evitar pelearse. Son italianos, apasionados y temperamentales, además de románticos.

Desde la plaza tomando una de las callecitas Vía di Citta 93, encontraran un negocio de fiambres muy conocido por la cabeza de jabalí que tiene en el frente, Antica Pizzicheria al Palazzo della Chigiana, elijan algo todo es bueno y un vasito de algún Chianti o Brunello y a gozar que para eso están en Italia.
Les cuento que me acomode en la calle donde hay un barril y sobre el apoye las delicias que había elegido, unas brusquettas toscanas, aceitunas re dulces, un poco de jamón, un queso local pecorino hecho con leche de oveja, y una copa de vino tinto Nobile di Montepulciano y Salud!

Siguiendo por la Vía di Citta se van a encontrar con la sede del conservatorio Santa Cecilia, vean que lindo el patio con un antiguo aljibe.

Todavía por la misma Vía a pocos pasos se encuentra el Duomo, enorme, esplendido. Construido entre los años 1136-1382 es un gran ensamble de escultura, arquitectura y pintura, románico- gótico con influencia pisana. En esta oportunidad blanquísimo.

Me había olvidado lo hermoso que es el interior. Se necesita tiempo para asimilar lo que aparece ante nuestros ojos, el piso, el pulpito, las puertas, la biblioteca el cielorraso. Tiene obras de Miguel Ángel, Donatello, Nicola Pisano entre otros. No se los voy a describir, vengan a verlo!

En la parte posterior del Duomo hay otra obra arquitectónica muy bella que es el Battistero, del siglo XV con obras de J. della Quercia y Donatello.

No era cuestión de agotarme de manera que al atardecer volví a la Piazza del Campo, me senté en el Bar Il Palio, a tomar un aperitivo y gozar de la belleza del lugar y la tranquilidad ya que muchos turistas se habían ido (bueno quedaba yo).

Hoy pasearé por las callecitas que me encantan. En el cruce La Croce del Travaglio es el punto donde se cruzan las tres vías principales, Banchi di Sopra e Banchi di Sotto (Estas dos forman parte de la Vía Francigena), y Vía di Citta.
Si tienen ganas de ver la ciudad y perderse en ellas les aconsejo empezar desde aquí.

Demás está decirles que en Siena encontraran varios museos, uno famoso es la Pinacoteca y los palacios que puedan visitar que son prácticamente museos, todos encierran obras de arte. Ni que decir de las iglesias, muchas veces parece aburrido sugerirles que vayan a esta, aquella y la de más allá. Pero es en ellas se encuentra el arte y la historia de los pueblos.
Todo depende de cómo quieren encarar su viaje ya que Italia da para todos los gustos y sabores.

El Palazzo Tolomei, ubicado en la plaza del mismo nombre, es el edificio más antiguo de la ciudad edificado en 1205.

En Banchi di Sopra encontramos el hermoso Palacio Salimbeni, situado en la plaza homónima, sede del banco Monte dei Paschi di Siena, de un bello estilo gótico del siglo XI. En el centro se halla la estatua del archidiácono Sallustio Bandini (religioso, político y economista).

Subiendo por un costado de la Piazza del Campo a Vía di Citta 3, en el cruce con Banchi di sopra y Banchi di Sotto encontramos otro hermoso edificio la Loggia della Mercanzia. Su estilo es una transición del medieval al renacentista.

Estas callejuelas están llenas de tentaciones, cafeterías, heladerías, chocolaterías, bares, negocios de zapatos y ropa que nos atraen como imanes. De manera que vayan a donde vayan tendrán que comer o tomarse algo.

La casa de Santa Caterina de Siena, en la contrada de la Oca, está rodeada de capillas y hermosos claustros. Vivió entre 1347-1380. En 1464 fue transformada en santuario, es muy grande y hay mucho para ver, interesante y hermoso con la historia de la vida de la santa.

En la Piazza San Doménico en Vía de la Sapienza se encuentra la basílica de San Doménico, construida en el Siglo XII y agrandada en el siglo XIV a las dimensiones actuales. Paso por varias peripecias, incendio, ocupación militar y terremoto en 1798 que afecto a la torre teniendo que bajar su altura a la actual.

De Siena podría seguir escribiendo y subiendo fotos, lo mejor es que si vienen traten de gozar de lo bella y acogedora que es la ciudad, de todo lo que yo no les pude contar y seguramente descubrirán, porque si bien es chica pero muy intensa y llena de emociones. Sé que la van a disfrutar tanto o más que yo.

Por Silvana Salvucci, autora de www.recorreitalia.com – s_salvucci@yahoo.com.ar

Gran parte de éste texto se encuentra publicado originalmente en www.recorreitalia.com