Verano ¿Como prevenir los golpes de calor?

Informacion General 17 de febrero de 2019 Por
Ante los pronósticos para la próxima semana, le dejamos algunos consejos para prevenir el golpe de calor.
calor

Para quienes no disfrutan del frio del invierno, estar tapados como cebollas por varias capas de ropa y tiritar cada vez que salen de una ducha, el verano es sin duda su momento del año. Pero todo puede tornarse complicada si el clima veraniego trae consigo temperaturas demasiado elevadas para nuestro organismo. 

En general, los que más sufren de ello suelen ser los bebés menores de un año, las personas mayores y las embarazadas. También afecta a las personas con enfermedades crónicas o con tratamientos inmovilizantes. 

Sin embargo, un golpe de calor puede ocurrir aún en las personas que nunca han sufrido uno antes y que se encuentran en perfectas condiciones de salud.

Por ello, es importante estar al tanto y saber que hacer en el caso que le ocurra a usted o alguien cercano. 

Un golpe de calor se produce a temperaturas de sensación térmica mayores de los 31 grados, debido a la transpiración y por ende a la pérdida de agua y sales que se produce en nuestro organismo ante tales temperaturas elevadas.

El mayor peligro que se corre es el de sufrir una deshidratación o el aumento de la temperatura corporal lo que genera la alteración del correcto funcionamiento del organismo.

Se debe estar atento a presentar dos o más de los siguientes síntomas: Fiebre, decaimiento, somnolencia, transpiración excesiva, pérdida de apetito e intensidad de la sed.

Ante temperaturas tan extremas es importante el acondicionamiento de las habitaciones donde se esté, especialmente para los bebés, disminuyendo el exceso de calor a través de ventiladores o aires acondicionados. Lo ideal es una habitación que permanezca con el aire acondicionado entre los 24 y 25 grados de temperatura. También es importante refrescarse con agua el cuerpo cada tanto y, por supuesto, beber grandes cantidades de agua y bebidas que contengan sales minerales. También es recomendable comer mucha fruta y comidas frescas. Para los bebés que aún no se alimenta con sólidos, lo recomendable es ofrecerle el pecho con frecuencia.

Boletín de noticias