Mi perro y la llegada del bebe

Informacion General 14 de febrero de 2019 Por
Consejos que ebes tener en cuenta con tu mascota ante el nacimiento de tu bebe.
perros-y-bebes

El  perro, el mejor amigo del hombre. Incluso hay quienes afirman que más que un amigo su perro es parte constitucional de su entorno familiar, como un hijo o un hermano más.

Y es que a veces, cuando una pareja aún no ha tenido hijos, ese perro puede llegar a ser sentido y amado como el hijo de ambos.

¿Qué sucede entonces con ese hijo, peludo y único, en ese increíble y soñado momento en que la familia se amplia para recibir a un pequeño y hermoso bebé? ¿Qué siente nuestra mascota? ¿Se sentirá desplazado? ¿Abandonado? ¿Celoso? ¿O amplificará su instinto maternal y cuidará del nuevo y pequeño ser que ha llegado a traer amor, pero también a revolucionar la casa y la vida de todos sus integrantes, incluyendo la suya?

La reacción de nuestra mascota ante la llegada del diminuto intruso puede causarle una extraña sensación y llevarle a tener distintos tipos de reacciones. Siempre es conveniente poder anticiparse a ello y no es tan complicado siquiera.

Algunos buenos consejos dados por veterinarios incluyen distintas acciones que no requieren más que el mismo amor que le tenemos a nuestro animal de compañía.

Para empezar, es importante hacerlos parte de todo el momento del embarazo. Para ello podes acercarlo al cuerpo de la mamá, permitiendo que sienta y escuche al bebé. Es increíble lo mucho que los animales logran el contacto con la cría por nacer, aún antes del nacimiento mismo. De la misma manera el bebé estará también ya conociendo los ruidos de ese fiel compañero, como ser sus ladridos.

Otro buen consejo, para no sentirse amenazado ante la presencia del bebé o angustiado ante la ausencia de la madre durante la internación del posparto, es que el padre lleve a su casa, donde se encuentra su mascota, un pañal ensuciado por el recién nacido, en los días previos a la llegada del bebé a la casa. De esa manera el animal podrá ir reconociendo el olor del nuevo integrante.

Una vez en casa a no temer, ya que nuestro buen amigo probablemente quiera conocer a su nuevo hermano o hermana olfateándolo y estándole bien cerca y presente, hasta adaptarse por completo a la nueva situación.

Siempre se debe tener en cuenta que es necesario tomar precauciones de higiene, así como evitar el roce de uñas de la mascota al bebé, que por querer jugarle pueda llegar a lastimarlo.  

Su perro puede llegar a tener reacciones varias como comenzar a dejar marcas personales por la casa, romper objetos o incluso no querer comer. ¡A no preocuparse por demás! Darle tiempo, naturalizar la llegada del pequeño y recordar hacerlo partícipe de este nuevo comienzo en la familia de la cual el también es parte.

Te puede interesar