Mariana de San Segundo

Vecinos con Historias 20 de marzo de 2019 Por
“Si ustedes están relajados y disfrutando, todos disfrutan”.
WhatsApp Image 2019-03-19 at 18.41.48

ABSTRACT

Mientras permanece a la espera de un grupo familiar que está próximo a llegar para conocer el campo Solar de Belén donde en pocas semanas festejaran un casamiento, su anfitriona y dueña del lugar, Mariana, narra con felicidad y apertura los relatos de su vida, de su emprendimiento familiar y de la historia de Escobar.

Mariana se muestra alegre en cada momento del día, habla con tono amable, y con un trato servicial está atenta a cada necesidad de quienes la rodean. Familiera, amiguera, versátil y muy predispuesta, busca todas las opciones que permitan hacer feliz a cada uno de sus huéspedes.

Ángel, su marido, es argentino, pero sus padres son nacidos en Japón, en la Ciudad Miyagi, habiendo inmigrado a la Argentina por separado y habiéndose conocido en Escobar.

En un viaje a Japón, tres años atrás, Mariana se sorprende de lo fascinados que han quedado sus hijos por el orden, la limpieza y la seguridad de aquel país. Sin embargo, observa allí la diferencia en el trato y en la vinculación de las personas entre si, al notar que los argentinos son más cálidos y que tienden más a reunirse y a abrir las puertas de sus casas para generar esos amistosos encuentros con otros.

Desde ese concepto nace la idea de El Solar de Belén: una casa abierta a la comunidad, en una casona antigua que data de principios de 1900 rodeada de parque y cielo, donde sus propios dueños alojan, atienden, dialogan, comparten con los inquilinos que se acercan a disfrutar de un poco de campo y de todo lo que este lugar tiene para ofrecer. “No es un hotel, ni queremos que lo sea, por eso nos gusta que la gente nos llame al reservar, para ya ir conociéndonos y poder tener un trato personalizado con cada uno”.

Este hospedaje de campo invita a sentirse uno en su propia casa, pero retraído en el tiempo, disfrutando de los aromas, del verde que a uno le rodea, del aire libre, del cielo estrellado, de los sonidos de los animales, de la majestuosidad de la naturaleza y de los sabores que Mariana prepara para sus huéspedes en cada mañana.

Un desayuno no solo completo, sino sabroso y casero que da cuenta del legado que su madre repostera y el paso por la panadería de su padre han dejado en ella.

Un lugar para descansar y relajarse, para disfrutar del silencio, para hacer deporte, para pasar en familia, para realizar un evento o festejo. Un espacio para compartir. El Solar de Belén en su amplitud y diversidad de opciones permite pasar el tiempo como uno más necesite y elija.

 

DATOS HISTOBIOGRAFICOS

Nombre completo: Mariana de San Segundo

Fecha de nacimiento: 30/09/78                     Edad: 40 años.

Lugar de Nacimiento: Capital Federal, pero vivió desde siempre en Loma Verde, pueblo a 6 kms. de Escobar, mudándose a los 10 años a la Ciudad de Escobar, luego de que el padre comprara allí, a un amigo, una panadería.

Domicilio Actual: Vive junto a su esposo y sus hijos un poco en su Hospedaje de Campo El Solar de Belén, un poco en su departamento del centro de Escobar.

Estructura familiar primaria: Madre (Patricia, 59 años, docente de nivel primario y bibliotecaria, reside en Escobar); Padre (Juan Carlos de San Segundo, 61 años, comerciante, reside en Escobar); Es la mayor de 4 hermanos.

Estado Civil: Casada con Ángel Kikuchi, argentino de ancestros japoneses, odontólogo.

Se conocieron trabajando, ella como asistente dental de él.

Ella, “más acelerada, haciendo de todo a la vez”.

Él, “mas perfeccionista, haciendo a su ritmo”.

Se casan a los 9 meses de noviazgo, 15 años atrás.

 Tienen dos hijos, Saeri (9 años, dulce y amable, apasionada por la música, su nombre en japonés significa “flor bendecida de lugar sagrado”) y Naoki (7 años, aventurero e intrépido, sin miedo a nada, su nombre en japonés significa “árbol que crece recto”).

Estudios: Capacitación en asistencia dental; organización de eventos; protocolo y ceremonial.

Ocupación: Dirige el hospedaje de campo y salón de eventos El Solar de Belén, en Escobar.

139109657



ENTREVISTA:

¿Cómo describirías a Mariana?

 "Polifacética, un camaleón, me adapto a todas las situaciones, soy versátil, a pesar de también ser un poco estructurada. Me gusta la paz, la tranquilidad, la naturaleza y el compartir sin invadir”.

 

¿Cómo es la colectividad japonesa en Escobar?

Es extensa aunque se ha visto reducida en el último tiempo, explica Mariana comentando que al igual que el suyo se han ido constituyendo matrimonios y familias mixtas. Además, relata que sus hijos van a dos colegios: por la mañana a la escuela tradicional, y por la tarde asisten a una Academia japonesa junto a otros niños de la colectividad de Escobar, siendo ello complicado de afrontar en cuanto a la logística, en otras familias. “Los chicos lo viven como algo natural, lo disfrutan”, comenta Mariana respecto a la vivencia de sus hijos en la Academia.

Casada con un odontólogo descendiente de japoneses, la pareja educa a sus hijos combinando ambas culturas, a lo que Mariana, que actualmente forma parte de la Comisión del Club de la Asociación Japonesa de Escobar, transmite haberle sido interesante, pero duro a la vez, al ser costumbres muy distintas. “Yo soy tradicional, pero estaba bueno fomentar a los chicos también la cultura del padre, por eso les elegimos nombres japoneses”. Mariana relata lo difícil que fue que en Escobar, casi diez años atrás, aceptaran la inscripción de dichos nombres, debiendo generar un expediente al respecto en La Plata.

 

¿Cómo nació El Solar de Belén?

Mariana refiere que al mismo tiempo en que la pareja decidía casarse el marido compra con un socio el predio ubicado en Mermoz 3050 a las afueras del Centro de Escobar.

Ella les presenta la idea de convertir sus dos hectáreas y su casona antigua en un hospedaje y salón al aire libre para eventos sociales y corporativos.

Paralelamente, para aquella época, poco tiempo tenia de construido el Santuario de Schoenstatt en Belén de Escobar, siendo el más grande de Sudamérica. El mismo se encuentra ubicado en el predio continuo por lo que en sus inicios comenzaron albergando los familiares de las hermanas del Santuario, que concurrían sin tener donde quedarse a dormir.

“A su vez planificamos lo que fue el primer evento que llevamos adelante en el lugar, la fiesta de nuestro propio casamiento”.

Allí, 15 años atrás, pareciera que todo nacia junto: el Santuario, el Solar de Belén como hospedaje y salón de eventos y también la familia que son hoy.

 

¿Cómo es El Solar de Belén?

“El terreno, al adquirirlo, era igual a como está al momento, habiéndole realizado con los años mejoras a la casa y parquización con flores autóctonas de la zona”. Esta enorme casona era hogar de Agustín Achaval, quien ha donado las tierras próximas para construir el Santuario. El terreno ha tenido distintos dueños según cuentan las versiones locales.

El galpón con que uno se encuentra ni bien ingresa era, tiempo atrás, una destilería de alcohol.

El Solar de Belén, ubicado a 3.4 km del Centro de Escobar y a 58 kms de la Capital Federal accediendo por Ruta 9, cuenta con una amplia diversidad de prestaciones y servicios. Tomarse unos días para disfrutar de su espacio incluye la posibilidad de hacer uso de su pileta, cancha de tenis, futbol y bochas, mesa de ping pong y metegol, juegos para niños y juegos de mesa, acompañados en la estadía por gallinas y gallos, dos imponentes caballos, cotorras australianas, peces, perros y gatos.

El hospedaje cuenta con 3 habitaciones con baño privado, pava eléctrica y matera, albergando un total de 14 personas y puede ser reservado en cualquier momento del año.

Todas las habitaciones conducen a una preciosa galería donde poder relajarse, sentarse a leer, disfrutar de un mate o algún otro aperitivo, con vista a la inmensidad de los parques y a los árboles que rodean la casa: Robles, eucaliptus, magnolias, palmeras, sauces, corona de novia, álamos.

 Y si de tentarse a degustar algo sabroso se trata, además de contar con parrilla de libre uso para comer en un pequeño quincho en el parque, cada mañana Mariana sorprenderá con un desayuno casero, variado y exquisito. Café, té, chocolatada, yogur, cereales, facturas, tostadas, dulces y mermeladas, frutas, tortas y postres, aguas naturalmente saborizadas, acompañado de jugo recientemente exprimido de naranja.

“Hay rotación de clientes los fines de semana y sobre todo los fines de semana largos”, relata su dueña, “mientras que muchos pasan la noche luego de visitar en el día Temaiken, para de esa manera hacer algo distinto”.

Por otra parte, se realizan distintos tipos de eventos, desde casamientos, fiestas de quince años, aniversarios, cumpleaños familiares, acampadas escolares, hasta eventos empresariales.

 

¿Cómo acompañas la planificación de un evento?

“Yo quiero lo mejor, que lo disfruten, por lo cual yo lo disfruto pero también me tensiono, porque no quiero que salga nada mal”.

 

¿Cómo viven familiarmente los eventos que se realizan?

“Colaborativamente, entre todos, los chicos se criaron interactuando con huéspedes y con los invitados a un evento, por lo que ellos también ayudan”.

 

¿Quién te enseño a cocinar tan exquisitamente?

“Fui aprendiendo de mis papás, con mi mamá la repostería y manipulando alimentos en la panadería de mi padre. Indagando, probando. Voy descubriendo los gustos de los clientes y les ofrezco lo que creo que les gustaría”.

 

Atendido por sus dueños aquí no es un concepto que implica solamente ser recibidos por ellos o que el desayuno sea preparado de manera casera por quien además realiza el mantenimiento de cuartos y cuida de que el pasto este cortó y prolijo, mientras Ángel hace tareas de limpieza de la piscina, además, implica un acercamiento comprometido con el huésped, con sus necesidades y sus preferencias, para que su estadía sea completamente a su medida y de una manera personal. “Para mí este negocio vas más allá de acercarte un licuado o un pedazo de torta, busco mimar al cliente”, refiere Mariana, a lo que agrega: “Me cuesta hacer negocio con la gente, prefiero que el lugar se venda por sí mismo”.

 

Una frase: “Si ustedes están relajados y disfrutando, todos disfrutan”.

Palabras de cierre:

Dijo haberse sentido a gusto con la entrevista realizada, relatando sobre su persona y su lugar.  

 

El Solar de Belén

Hospedaje y eventos de Campo

De Mariana de San Segundo

Mermoz 3050 Belén de Escobar

0348-15-4309-115

[email protected]

www.elsolardebelen.com.ar

WhatsApp Image 2019-03-17 at 10.13.32

 

Boletín de noticias