Comenzó la séptima edición del festival gastronómico bocas abiertas en San Isidro

San Isidro 05 de octubre de 2019 Por
Anoche se inauguró la gran fiesta de la cocina del Bajo de San Isidro en el Centro Municipal de Exposiciones. Hay 30 puestos de comida, música en vivo y clases gratuitas de reconocidos chefs. Continuará hasta el domingo 6 de octubre.
Bocas Abiertas 8

Pese a la lluvia y el frío, anoche se inauguró la séptima edición del festival Bocas Abiertas en el Bajo de San Isidro con muchísimas ofertas gastronómicas. El evento ofrece una gran variedad de actividades, y degustaciones de platos y bebidas de los restaurantes de la zona.

"Este festival ya es parte de la identidad de los sanisidrenses, una feria que creció en un predio muy querido por todos y que además de posibilitar el encuentro con la familia y amigos, pone a San Isidro en la vidriera, promueve la economía y resalta el trabajo de nuestros emprendedores gastronómicos”, expresó el intendente de San Isidro, Gustavo Posse, tras recorrer el predio y dialogar con los emprendedores y vecinos.

El festival tiene 30 puestos de diversos restaurantes, música en vivo, talleres de cocina dictados por célebres chef, rincones de pastelería, foodtrucks, un mercado, sorteos y un espacio para los más chicos. Se puede visitar hoy viernes a partir de las 18:00, mañana y el domingo, de 12:00 a 23:00, en el Centro Municipal de Exposiciones (Del Barco Centenera y el río).

“La onda relajada y el contacto con la naturaleza es algo que Bocas preserva por más concurrido que resulte. Una feria en la que pasa de todo, clases, música, un mercado de productores para recorrer lento y cada vez más original, y chefs que en un año difícil duplicaron el esfuerzo, ofrecen sofisticación en sus menús y un grado de alegría digna de resaltar”, sostuvo Eleonora Jaureguiberry, subsecretaria general de Cultura de San Isidro.

El predio, al aire libre y frente al río, cuenta con un escenario para las charlas gratuitas de reconocidos chefs y sommeliers. Anoche, Christophe Krywonis junto con Cristina Sunae dieron una clase magistral  de cómo se prepara un plato musulmán y filipino: un pollo con coco quemado y salsa curry, acompañado por un arroz basmati.

En el transcurso de estos días, también participarán: Maru Botana, Christian Petersen, Juliana López May, Juan Braceli, Iwao Komiyama, Felicitas Pizarro, Marta Ramírez y Martín Lukesch, entre muchos otros.

Luego de dictar la clase de cocina, Christophe Krywonis comentó: “En San Isidro hay una magia especial, siempre están con buena onda y se preocupan para que todos la pasen bien. La feria está cada vez más linda y tiene un encanto particular. Hay muchísima comida muy rica, cosas maravillosas que no se pueden perder. Es un evento gastronómico que no tiene nada que envidarle a los más importantes del mundo”.

El festival tiene un gran patio de comidas, ideal para la pausa y el encuentro, un mercado de productores para recorrer y comprar, con sitio especial para huertas y diseñadores de artículos relacionados con el hacer gastronómico. Bajo techo hay un espacio infantil: hay menús especiales, juegos varios y todo, incluidas las cocinas y un espacio de movimiento libre para bebés de 0 a 9 meses, a la altura del usuario.

También, hay un nuevo sector Consciente-Calma Style que invita a relajarse y disfrutar con mantas y almohadones en el césped. Anoche, hubo una charla de alimentación saludable, y en estos días habrá más charlas, masajes, yoga para conectarse con uno mismo.

El chef Diego García Tedesco, emprendedor y uno de los organizadores, señaló: “Este siempre fue un festival muy amable, y este año queremos seguir fortaleciendo ese concepto, que no falte un gracias, por favor, buenos días, para tratarnos bien. Es un festival que lo construimos entre colegas gastronómicos y vecinos de San Isidro, por eso es un evento especial para todos. Nos encanta ese vínculo que se da entre los cocineros y los visitantes”.

Durante el evento, se llevará a cabo también la clásica “Chimi Cup” (Campeonato de Chimichurri) invitando al público a traer su chimichurri, y la Alfajor Contest, que busca reivindicar el auténtico alfajor nacional, ambas para los que llegue al predio con sus creaciones. Además, para los que deseen ser atendidos en un ambiente más íntimo y bajo techo, estará Mesa Chica, a cargo de talentosos chefs que cocinarán a un grupo limitado de comensales.

Para que la fiesta sea completa, no faltará la música, que anoche a la par de las sartenes, hubo DJ y cerró Agua de Florero, que por el mal tiempo trasladó su show a la carpa del mercado, donde hubo mucho ritmo centroamericano y baile medido.

Además, esta edición tendrá a Entre Ríos como provincia invitada, al chef Johnnie Giebert con las manos en las cucharas y al arroz como producto estrella, mechado con maíz, búfalo de los humedales del Delta y otros productos regionales. Un platito de olla, el último de una fiesta para disfrutar con la mejor compañía, que se cocinará de a poco con fuego a leña y a la vista de todos.

Mientras recorría el mercado, Eliana Barreto de Capital Federal, comentó: “Vengo todos los años y ni siquiera la lluvia me pudo frenar. Quiero destacar la gran organización, es un placer venir y siempre traigo a todos mis amigos. Me encanta la variedad de propuestas que hay para toda la familia. Mi favorito es el club de Berenjenas de los Petersen”.

“Es un festival muy lindo, es una buena manera de promocionar a los emprendedores. Es la primera vez que vengo y quedé maravillada. Me gustó mucho la clase de Cristina Sunae, es una grande de verdad”, Sofia Menasco, vecina de San Isidro.

La general saldrá $200 y el pase libre por los cuatro días $400. Los que lleguen en bicicleta, $100, al igual que los jubilados con credencial. Menores de 12 años y personas con discapacidad (con credencial), gratis.

Para ver la programación completa, ingresar a sanisidro.gob.ar

Boletín de noticias