Estelares en un Gran Rex explotado de seguidorxs

Columnas y Opiniones 09 de septiembre de 2019 Por
Gente agolpada en la entrada de un Teatro un sábado de 2019 no es poca cosa.
WhatsApp Image 2019-09-09 at 22.23.37
PH Sebastián Alvarez de NSH Web

Las ganas de hacer catarsis es necesaria. Y ahí estamos. Esperando por exorcizarnos y compartir entre todxs eso único que da la música.

Estelares se celebra nuevamente en un Gran Rex explotado de seguidorxs. Ofrecerá un show presentando su último disco Las Lunas, editado este año por el sello PopArt.

Las luces se encienden a las 21 hs. puntual, precisión que marca lo que será todo el show y el laburo de la banda: un relojito. Digo laburo, porque estamos ante un conjunto que hace de su música un oficio y ese oficio es respetado. Se los escucha ensayadísimos.

estelares
El show arranca con Echo un mono, canción que también abre Las Lunas. “Yo en el medio del quilombo” interpela. Pero ojo: podemos ser un mono, más nunca un gorila.

Esta celebración sigue con sus incontables canciones que ya son parte de la cultura popular argentina, como Ríos de Lava, el primer corte de difusión de este nuevo disco y uno de los primeros himnos que suenan. Entre piezas, Manuel Moretti -cantante de la banda-, nos ilustra con varias anécdotas: una guitarra gigante vista desde un avión en un viaje hacia Bahía Blanca, las veces que en plena composición supo que aquello escrito sería un futuro hit, incluso -y en un rapto de sinceridad- nos confiesa que a algunas canciones se las quiere más que a otras. 

También marca como referencia el año 1987 y dos puntos fuertes: aquellas épocas de vacas flacas donde se comía salteado y el presente armonioso de una casa donde al componer lo visitan colibríes y horneros.

Muchos amigos los visitaron esta noche: Germán Wiedemer, productor del disco, Juan de Los Caligaris que tuvo el privilegio de subir a cantar  Un día perfecto justo antes de los bises. También Juanchi Baileirón, Sebastián Escofet y el gran hacedor de canciones Coti. Los acompañaron durante toda la velada y por primera vez un trío de vientos que maridó justo con la ocasión y  Mario Barassi y Agustín Insausti de Super Ratones en los coros.

Mención especial al público que estuvo a la altura de la banda: respetuosos, en una fiesta constante, entregados a la liturgia. 

Así fueron pasando los minutos y las emociones que en Estelares son sinónimo. El puño y la letra de Moretti, con su voz de cantor, nos enseña que hay otra forma de hacer las cosas, con el corazón sobre todo.

La historia cuenta que durante más de dos horas, miles de personas disfrutamos de una noche que recordaremos siempre.

Por Sol Rozada - IG: @solrozada

Te puede interesar