Camilo Mones criticó los anuncios de Macri por insuficientes y exigió un paro general de 36 horas en defensa del salario y el empleo

Política 15 de agosto de 2019 Por
Camilo Mones, precandidato a diputado provincial por el Frente de Izquierda Unidad, criticó duramente las medidas anunciadas por el gobierno nacional por ser completamente insuficientes al señalar que “no revierten la  brutal devaluación de estos días.  Macri está dejando correr este golpe de mercado brutal provocando que millones pierdan su poder adquisitivo minuto a minuto mientras se están fugando millones de dólares de los especuladores que devalúan la moneda, los salarios y sí o sí va a terminar en inflación”.
image (1)

El obrero de PepsiCo en lucha por su reincorporación expresó que “en supermercados de todo el país ya se están remarcando los precios y lo que se viene es un nuevo ataque al salario, las jubilaciones, los planes sociales. Esto se suma al tarifazo que ya veníamos sufriendo, con lo que están saqueando los bolsillos de millones. Además ya hay amenazas de despidos en varias industrias. Quieren que el pueblo pague la crisis que ellos generaron”.

Para Mones,  las medidas económicas también son insuficientes ya que no le ofrece nada a los jubiladas y jubilados y para la juventud que mayoritariamente posee empleos precarios o en situación no registrada. Para él son solo migajas para un sector de trabajadores.

El referente del Movimiento de Agrupaciones Clasistas aseguró que “la izquierda y el sindicalismo combativo estamos reclamando medidas de emergencia en defensa del salario y el empleo. Macri alienta el chantaje de los mercados y Fernández justifica la devaluación. Le estamos exigiendo a la CGT, en todas sus alas, y a la CTA, que rompan con la tregua. En primer lugar, convocando sin demoras a un paro general activo de 36 horas, que se continúe con un plan de lucha nacional. No puede ser que decidan entre cuatro paredes el destino del pueblo trabajador. La clase trabajadora necesita debatir y ponerse en acción. Hay que salir a las calles. Por eso venimos reclamando asambleas en cada gremio y lugar de trabajo, y un congreso de delegados de base de todo el movimiento obrero”.

Mones agregó que “allí la izquierda y los sectores clasistas vamos a plantear como primer paso tres medidas de emergencia. Primero, un aumento inmediato de salarios y una cláusula gatillo para que, por cada punto que suban de precios, suban un punto los salarios, jubilaciones y planes sociales. Ningún trabajador, jubilado o pensionado tiene que cobrar menos de lo que cuesta la canasta familiar actualizada. Segundo, hay que anular los tarifazos y volver a los valores de 2016”.

Por último, Mones se refirió a la amenaza de nuevos despidos con que amenazan algunas empresas, como lo han hecho Honda y Zanella este martes o se vive en distintas fábricas del Gran Buenos Aires. “Es urgente garantizar los puestos de trabajo. En primer lugar hay que apoyar todas las luchas contra los despidos o contra el ajuste como se da hoy en Chubut. Pero además, los trabajadores y trabajadoras tienen que ocupar toda empresa que cierra o despida masivamente, y reclamar su estatización bajo gestión obrera. La crisis no puede caer sobre nuestras espaldas” finalizó.
 
 
 

Boletín de noticias