Luchar con la compañera siempre

Primero lo soñamos fuerte y cuanto más difícil parece, más nos unimos. Así peleamos las mujeres y disidencias por nuestros derechos. Nunca nos es fácil, pero siempre damos la pelea.

Hoy hicimos realidad un sueño de muchas. Con la política como herramienta de transformación y con la organización feminista como bandera, llevamos a la agenda política nuestra salud para que ni una más muera por abortar en la clandestinidad.

Poder decidir libremente es justicia social y siempre que de derechos se trate ahí estaremos para defenderlos, para conquistarlos, para igualar y transformar todo lo que haga falta.

A partir de hoy Argentina es un país más justo con sus mujeres y personas gestantes. A partir de hoy tenemos una mejor democracia que dejó de tener ciudadanes de segunda en materia de salud sexual y reproductiva para saldar una deuda histórica.

Gracias a la marea que todo lo hizo, gracias a les diputades y senadores que votaron a favor de la vida; a cada referente, a Malena y Sergio en particular que cada vez qué hay una injusticia están ahí, del lado correcto. Gracias a nuestro presidente que cumplió con su palabra y se comprometió con las pibas hasta que fue ley.

Esta historia es nuestra, nosotras la escribimos. Logramos un Estado que ya no mire más para el costado mientras nos morimos en la ilegalidad. Luchamos por un Estado presente y garante. Todo eso lo hicimos juntas y en la calle.

Por Micaela Ferraro Medina

brickel