Falleció Hermes Binner

El ex gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, murió hoy a los 77 años, como consecuencia de una «neumonía aguda» por la que había sido internado el domingo pasado en una clínica de la localidad de Casilda, informaron hoy fuentes oficiales.

Dos veces intendente de la ciudad de Rosario, primer gobernador socialista de una provincia Argentina y ex candidato presidencial (2011), Binner estaba internado desde hacía unos meses en el hogar para adultos «Los Naranjos», de la localidad de Casilda, a causa de padecer mal de Alzheimer.

brickel

Según informó el Sanatorio Primordial, donde fue internado el domingo, con una cuadro de «neumonía aguda», el médico nacido en la localidad de Rafaela, murió esta tarde a los 77 años luego de que se agravara su estado de salud.

Binner había sido sometido a un hisopado para test de coronavirus que dio negativo, según informó el mismo sanatorio, que en su parte de ayer, había dado cuenta de que su estado de salud era «desfavorable» por un «neumotórax espontáneo primario».

Padre de cuatro hijos, tres de ellos médicos igual que él, Binner cumplió 77 años el 5 de junio pasado y el Partido Socialista (PS), en el que militó desde joven, organizó un aplaus virtual para reconocer su tarea por la salud público en medio de la pandemia de la Covid-19, la enfermedad que causa el nuevo coronavirus.

«Hasta siempre querido amigo y compañero Hermes Binner. Tu amistad sincera, tus convicciones y tu energía transformadora, así como tu estilo de liderazgo claro, firme y democrático, serán para mí un recuerdo imborrable y para todos una guía y un ejemplo», lo recordó, esta tarde, en Twitter, el ex gobernador socialista de Santa Fe, Miguel Lifschitz.

Descendiente de una familia suiza, Binner nació en la ciudad santafesina de Rafaela pero llegó a Rosario –donde edificó su carrera política- para estudiar en la Facultad de Medicina.

Allí se unió al Movimiento Nacional Reformista, brazo universitario del Partido Socialista.

Fue dos veces intendente de Rosario entre 1995 y 2001, y gobernador de Santa Fe en el período 2007-2011, desplazando al Partido Justicialista que no había perdido ninguna elección provincial desde 1983.

En 2011 fue candidato presidencial por el Frente Amplio Progresista (FAP), un entramado de partidos de izquierda que se ubicó en segundo lugar en esos comicios.