Espiar y mentir

¿Como puedo ser cuando otro es?, Goethe

La ciudadanía es explotada por una ola de rumores que destruyen la confianza en las instituciones democráticas masivamente. Ayer fue no buscar al ARA San Juan, hoy es desconocer a la ciencia internacional para encontrar la vacuna y ponerla a disposición de políticas públicas de salud equitativas e igualitarias.

brickel

El macrismo, antidemocrático, bandera del neoliberalismo regional y la prepotencia en política, fue el encargado de poner en práctica en el territorio y en la plataforma marítima continental esa metodología sistemática de espiar y mentir. Hoy, próximos al aniversario del hundimiento y el abandono del ARA San Juan por el macrismo, se muestra que el poder que ejercieron fue a costa, sin distinción, del pueblo en general; queda expuesta también la clase de herramienta que se usó: el ocultamiento, la desaparición, la mentira, el espionaje y el fraude con todos, y el abuso de la solidaridad internacional en la búsqueda del submarino y su tripulación.

Desde marzo con la pandemia y afincados en sus lotes de poder real el macrismo intenta hacer lo mismo: negar y ocultar los datos de la realidad y la búsqueda de la verdad para dar soluciones al conjunto social.

Mientras, la administración actual en armonía con los gobiernos de las naciones, crean conciencia de que la única solución contra el COVID 19 es la vacunación, y toma la firme postura de cuidar la salud de todes (la economía y la política), algunos grupos políticos hacen campaña opositora ciega a toda propuesta en ese sentido.

Esta acción opositora, ha sido tomada en otros planos de la opinión pública, por grupos ideológicamente de “derecha”: corporaciones económicas y farmacéuticas, partidos políticos, fanáticos que extrañan la verborrea  de café donde juegan con información, desinformación, a favor de sus propios intereses económicos sectarios o por “venganza” real, ficcional, a costa de la salud y el bienestar de las personas.

Son días, donde esos medios de propaganda están ocupados para gestar rumores “anti rusos”, vale decir que en verdad son semejantes a los del 45: siempre antiperonistas. Son especulaciones anti salud para todos, pro economía de las elites saqueadoras que dicen y hacen que “mueran todos los que tengan que morir”, son anti tripulantes del ARA San Juan, anti cuarentena y ahora se actualizan como antivacunas, etc. Esto ha demostrado que lo que antes parecía el fantasma de un problema es algo inquietantemente tangible, real y busca perjudicar la salud de todes. Crear desasosiego diario y continuo. El virus pandémico y las tragedias cotidianas son el problema, el obstáculo es la actitud anti democrática para destruir de modo infundado y criminal la confianza en la democracia real y las políticas públicas.

El fenómeno del origen y el desarrollo de los rumores es una cuestión principal. Hoy es necesario, previendo la proximidad de la puesta en práctica de la vacunación para el COVID 19, resolver esta situación. Producir (recuperar) confianza para la vacuna y asegurar la justa distribución entre la población.

Habrá que recuperar la duda honesta, y volver hacerse preguntas colaborando con entusiasmo en las políticas públicas para el bienestar de todos. Con serenidad y firmeza hay que poner en su lugar al discurso negacionista de los crímenes de lesa humanidad, también a los corruptos, a los espías, a los forajidos. Frente a lo cual, cuando ciudadanos y ciudadanas, construyen la pregunta sincera y buscan reunidos las respuestas. El ejemplo de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo y los familiares de las víctimas y héroes del ARA San Juan, son pilares de la Democracia y marcan el camino hacia la Verdad y en la necesaria erradicación del odio y en la construcción de nuestra libre responsabilidad democrática.

Por Ricardo Arias – José Manuel Grima – Agrupación Sudeste – Primavera 2020