Es la seguridad, Estupid*

Alberto Fernandez lleva recién 2 meses de gestión, y su frente de tormenta mas grande lo encontró en la Provincia de Buenos Aires, pero no precisamente con Axel Kicillof, sino con la Seguridad.

La economía esta parada y casi nadie quiere que se hable de eso. El actual gobierno, no lo hace, porque para ellos recién después de arreglar el tema de la deuda es donde se van a empezar a trazar muchos  de los ejes de gestión. y del gobierno anterior, simplemente porque no están, salvo algún que otro político/panelista, no se los ve.

La disputa Berni / Federic tiene muchas aristas, que no es el objetivo de esta columna resaltar, lo que sí es de gran importancia, es que hoy la SEGURIDAD, paso a escribirse en mayúscula y con letra de molde.

Nuevamente este tema empezó a ocupar la tapas de los diarios y los minutos de los noticieros, la gestión anterior a cargo de Patricia Bullrich,  podrá tener sus claros y oscuros, puede tener muchos puntos a debatir , pero lo que no se puede discutir, es que era una gestión que , quizás solo para la prensa, no era endeble. Y hasta fue «premiada» durante la presidencia del PRO.

Mientras la economía sigue estancada y a la espera de que finalice la negociación con el FMI, el gobierno lleva adelante una gestión progresista, con el aborto, la ley Micaela y la ley de identidad de género como estandartes.  Quizás hoy uno de los únicos ejes de la nueva gestión esta orientado a la entrega de las tarjetas AlimentAR.

Los gobernadores siguen esperando gestos desde la Casa Rosada y les piden paciencia. El mal humor aumenta a medida que se siguen conociendo casos de funcionarios del gobierno anterior que siguen en sus cargos.

La Provincia Estallada.

Buenos Aires es otro mundo, ahí los intendentes siguen esperando algún gesto de Axel Kicillof, que hasta el momento no llegaron, hay mucho enojo por lo bajo.  Como muestra está el programa «Escuelas a la Obra», hubo muchas ausencias a ese acto en Merlo, que quedo tapado por el «otro» acto en Moreno el mismo día.

Axel armó un gabinete con propios y con los «recomendados» por Cristina, eso genera incomodidades y malestares. Los intendentes Peronistas «aguantaron» los 4 años de Macrismo y trabajaron duro por mantener su territorio y por la victoria del Frente de TODOS, y ahora lo que quieren es «cobrar». Consideran que TODOS fueron parte del triunfo.

La mirada en la provincia debería estar centrada en cómo se reconfiguran las alianzas, ya sea con el Albertismo, el Massismo y el Kirchnerismo. En este ultimo la atención debe estar en la relación Maximo – Axel.

El titulo de la columna, se debe a que HOY por donde le pueden pegar a Alberto, justamente es por la Seguridad.