Diputados aprueba prescripción de recetas médicas digitales

La Cámara de Diputados aprobó esta noche, con 246 votos positivos contra dos negativos, el proyecto que regula la prescripción de medicamentos y estudios médicos a través de recetas electrónicas y sistemas de atención mediante plataformas digitales, en el actual contexto de la pandemia de coronavirus.

La iniciativa que deberá ser tratada por el Senado Nacional cosechó el respaldo del Frente de Todos, Juntos por el Cambio, el Interbloque Federal, el Interbloque Federal para el Desarrollo, y el rechazo de los dos diputados de izquierda.

En la segunda sesión virtual de la cámara baja-conducida por su presidente Sergio Massa, el plenario legislativo aprobó el proyecto que permite la prescripción de medicamentos y órdenes de estudio de recetas electrónicas, que pueden ser redactadas y firmadas a través de plataformas de teleasistencias.

Al abrir el debate, el presidente de la comisión de Salud, Pablo Yedlin (Frente de Todos) dijo que «la pandemia va a pasar, pero esta ley es útil porque trae beneficios que permiten adaptar el sistema a los nuevos desafíos tecnológicos. Son cosas muy necesarias que abren una puerta muy importante»

“Este año el Ministerio de Salud de la Nación tuvo que emitir la resolución 696 que permite que la receta de puño y letra pueda ser fotografiada y enviada en sistemas digitales para poder evitar que el paciente se dirija hacia el médico y luego a la farmacia. Este proyecto viene a hacer que el sistema sea realmente digital y que permita superar el momento de la pandemia”, agregó Yedlin.

La vicepresidenta de la comisión de Salud de la Cámara de Diputados, Carmen Polledo (PRO), destacó hoy la importancia del proyecto que regula la prescripción de recetas electrónicas y las plataformas de teleasistencia, al señalar que «no es solo para la pandemia» sino para instrumentar un nuevo sistema de atención médica.

Al exponer en la sesión por el proyecto para digitalizar las recetas, Polledo dijo que «esta ley va a permitir no hacer traslados innecesarios de pacientes para obtener una receta» y agradeció a todos los médicos, enfermeros, técnicos y auxiliares que «están todos los días al pie de cañon» para atender a los pacientes de coronavirus.

De acuerdo al dictamen aprobado esta noche se permitirá la prescripción médica, odontológica o de otros profesionales de las recetas o estudios medicos a todos los profesionales sanitarios legalmente facultados a prescribir, en los respectivos ámbitos de asistencia sanitaria y atención farmacéutica pública y privada.

En ese sentido, el proyecto fija que «los medicamentos prescriptos en receta en formato electrónico o digital deberán ser dispensados en cualquier farmacia del territorio nacional, servicios de farmacia de establecimientos de salud y establecimientos del sector salud habilitados para tal fin, acorde a las disposiciones vigentes.

Asimismo, determina que los responsables de la fiscalización de los sistemas de receta electrónica y plataformas de teleasistencia deben «garantizar la custodia de las bases de datos de asistencia profesional virtual (historias clínicas digitales), prescripción, dispensación y archivo».

También deben «establecer los criterios de autorización y control de acceso a dichas bases de datos y garantizar el normal funcionamiento y estricto cumplimiento de las normativas vigentes en el área».

La diputada del Frente de Todos, Mónica Macha, indicó que con la ley de prescripción electrónica y digital «es una modalidad clave para garantizar medicamentos y recursos en poblaciones de riesgo, con enfermedades crónicas o situaciones puntuales de coyuntura»

A vez, la diputada radical Claudia Najul apuntó que «más que un logro, estamos poniéndonos al día», y agregó que «en un país grande, complejo y desigual como el nuestro, hace tiempo que deberíamos tener esta herramienta. Y la pandemia ha puesto en evidencia todas las falencias que tenemos desde el Estado».

Desde el Frente de Izquierda, el diputado Nicolas del Caño señaló que su espacio rechaza el proyecto porque «cuestionamos que junto con la receta electrónica, a la que no nos oponemos, se haya incluido la legalización de mecanismos de precarización laboral de médicos y otros profesionales de la salud y no se haya consultado a los sindicatos del sector como la CICOOP».