Asimetrías Municipales

Columnas y Opiniones 04 de noviembre de 2019 Por
Distritos sin autonomía administrativa y con graves limitaciones legislativas.
Por Martin Szmukler (10)

El Área Metropolitana de Buenos Aires es uno de los conglomerados urbanos más grandes del mundo. Tiene una población aproximada de 14 millones de habitantes según el censo del 2010. El AMBA es la zona urbana común que conforman CABA y 40 municipios de la Provincia de Buenos Aires, muchos de estos partidos, tienen una población mayor que el promedio de habitantes en las provincias argentinas del interior.

Según los datos del Ministerio de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el AMBA se extiende desde Campana hasta La Plata, con límite físico en el Río de la Plata e imaginario en la Ruta Provincial N°6, y recorre una superficie de 13.285 km2. Sus 14 millones de habitantes, representan el 37% de la población argentina. Conforma una Megalópolis en constante crecimiento, por lo que determinar sus límites territoriales, es una cuestión cada vez más compleja.

Hablamos de municipios que enfrentan problemas de infraestructura superior a muchas provincias argentinas, con menos recursos que estas, sin la posibilidad de dictarse sus propias leyes, ni su propia Constitución. Intendentes de municipios de 10 mil habitantes en el interior bonaerense, tienen las mismas herramientas jurídicas para gobernar sus distritos que el Partido de La Matanza, con casi 2 millones de habitantes (censo 2010). 

Por citar solo un ejemplo, el Partido de Tigre con sus 375 mil habitantes (en vías de superar ampliamente esta cifra en el censo 2020) según el censo 2010, posee una población mayor que la Provincia de La Pampa, también que Santa Cruz, La Rioja y muy probablemente Catamarca, cuando se actualicen los datos censales el próximo año.

Esto habla de enormes asimetrías administrativas. Estos municipios tienen la misma composición jurídica de base, el Decreto-Ley N°6769/58, la Ley Orgánica de las Municipalidades. Una Ley Provincial que regula las potestades de todos los municipios en las mismas condiciones, estableciendo uniformidad jurídica para distritos muy distintos unos de otros, que no permiten su plena libertad ni la posibilidad de dictarse por sí mismos sus propias atribuciones, cuestión ampliamente debatida en Derecho Municipal como la problemática de la falta de autonomía administrativa.

Es vital recordar que las provincias tienen facultades mucho más amplias que los municipios. En principio, dictan su propia constitución, por lo que disponen de un ordenamiento jurídico que les permite organizar sus potestades administrativas, judiciales, policiales, tributarias, entre otras. Desde el punto de vista administrativo, los municipios bonaerenses, son autárquicos, o sea que no poseen autonomía municipal, a diferencia de otras provincias que sí la permiten, caso de la Provincia de Córdoba o Entre Ríos, por citar dos ejemplos. 

Por lo tanto, nos encontramos con los municipios más poblados del país, con densidades de población que superan a muchas provincias argentinas, con menos autonomía y libertad que el resto de los distritos argentinos. Una situación de precarización administrativa que necesita ser abordada por la Legislatura de la Provincia de Buenos Aires. Es necesaria una reforma estratégica sobre las bases del sistema administrativo bonaerense, si esperamos un desarrollo urbano sostenible, en un contexto de superpoblación, precarización urbana y hacinamiento.

Por Leonardo Güi  - Abogado  - Docente UBA-UCES

 

Te puede interesar