En el Hospital Materno Infantil de Tigre ya funciona un Laboratorio de Simulación Clínica

Tigre 05 de octubre de 2019 Por
La técnica pedagógica permite el entrenamiento de médicos, enfermeros y residentes en situaciones clínicas complejas, sin poner en riesgo a pacientes y profesionales. Es el segundo establecimiento del país en contar con esta iniciativa. 
unnamed (1)

Comenzó a funcionar en el Hospital Materno Infantil "Dr. Florencio Escardó" de Tigre un Laboratorio de Simulación Clínica. Se trata de un espacio que brindará una capacitación a médicos, enfermeros y residentes para adquirir habilidades técnicas e integrar conocimientos y habilidades clínicas complejas, con el objetivo de mejorar el cuidado de los pacientes sin ponerlos en riesgo, y de esa manera disminuir complicaciones clínicas.

"Este es el segundo Hospital público de la República Argentina, después del Garrahan, que tiene un laboratorio de simulación clínica de estas características. La idea es que los alumnos y los médicos residentes que recién comienzan sus prácticas hagan procedimientos con los 30 muñecos que tenemos a disposición en el Hospital, a través de nuestro entrenador en simulación clínica, el doctor Marco Belzú Rodrigúez, que ha sido formado en Estados Unidos", destacó la directora del Hospital Materno Infantil, Alejandra Fontao.

Por su parte, el doctor y especialista en Simulación Clínica, Marco Belzú Rodríguez, expresó: "Siempre pensamos en la seguridad del paciente y en cómo mejorar los conocimientos y habilidades de nuestros médicos en el área perinatal. Gracias al apoyo del Municipio pudimos confeccionar un laboratorio que tiene como objetivo mejorar el rendimiento y la capacitación de nuestros profesionales. Tomamos este rumbo enfocados al área perinatológica y haremos simulaciones clínicas de embarazadas, recién nacidos prematuros con sus respectivas complicaciones; y en breve también incorporaremos algo referido a cirugías".

A través de la iniciativa, se permite una práctica repetida hasta lograr el objetivo, aprender de los errores, entrenar trabajo en equipo y comunicación efectiva, estandarizar procesos propios de cada institución, familiarizarse con nuevos equipos médicos y protocolos, entrenar a nuevo personal y equipos de trabajo entre muchas otras, con la ventaja de adaptarse a la realidad del servicio que se brinda y a los desafíos que se afrontan habitualmente.

Te puede interesar