24M – Un 24 de marzo diferente…

En vistas de la situación actual que estamos atravesando, y de acuerdo a las recomendaciones preventivas del Gobierno Nacional y la adhesión de todos los Organismos de Derechos Humanos se ha decidido suspender la histórica Marcha del 24 de marzo y todas actividades relacionadas que impliquen el encuentro colectivo de compañerxs, ya que es fundamental tratar de reorganizarnos para poder preservar la salud y cuidarnos entre todxs.

Sin embargo, lxs 30 Mil compañerxs detenidxs, desaparecidxs y muchos de ellos asesinadxs durante el proceso militar por las Fuerzas Armadas, merecen ser recordados de la manera que sea para preservar la Memoria y seguir buscando Justicia.

Nuestro objetivo junto a las distintas Comisiones y Organismos de Derechos Humanos es promover y mantener vivo el interés sobre los aberrantes crímenes de Lesa humanidad que estuvieron signados por la constante violación a los derechos humanos, y por lo tanto, que los culpables sean condenados.

El Siluetazo que se realiza en la vigilia de cada 23 de marzo nos invita a construir colectivamente una jornada de reflexión y análisis critico de la historia reciente que marco un suceso irreparable en la Argentina, proporcionando una importante visualidad en el espacio publico.

Hoy, en el marco de la situación actual y haciendo uso de las redes sociales invitamos a todos y a todas que se unan a las distintas actividades propuestas en manera virtual.

 Porque desde hace años entendimos que desde lo colectivo,  es una parte  fundamental para acabar con el silencio de dos décadas y empezar a recordar de verdad, de cara a la sociedad que integramos, para aprender de los errores del pasado, evitarlos, y construir un mejor futuro para todos, que sabemos llegará.

En lo personal, mi papá José Caamaño llevaba unos años trabajando en Astarsa, como carpintero. Hacía poco había sido nombrado delegado, y estaba muy orgulloso de defender a sus compañeros. Así lo hizo en su vida social, también, con enorme generosidad. Me pasé la vida reconstruyendo su historia, acercándome a ex compañeros de trabajo y asimismo con familiares.

Alguna vez, en una red social, intenté sintetizar lo que siento por mi papá, por lo que fue él: “Soy tu sangre, sos mi vida, soy tu lucha”. Hoy, en vísperas de un nuevo aniversario del golpe de Estado más brutal que sufrimos en toda nuestra historia, vuelvo a reafirmarlo.

En mis años de militancia en Tigre, tanto como concejal así como cuando ocupé la Dirección de Derechos Humanos del municipio, siento que hacer Memoria cada marzo que llega, es sumamente importante; en particular para los familiares de víctimas del terrorismo de Estado, doblemente especial. Nos permite acercarnos de a poco a la verdad, a través de los juicios de lesa humanidad, y a saber qué pasó con nuestros desaparecidos y así poder reivindicarlos.

Por más Memoria, Verdad y Justicia, seguimos sosteniendo que fueron 30 mil. Y que esto no debe repetirse Nunca Más.

Por Veronica Caamaño – Concejal Frente de TODOS FR Tigre